Únete al #TeamDTUSA
MENU

#Opinión | ¿27 goles garantizan el MVP?

New York, NY | Octubre 30

Por: Jimmy Triana

A este inesperado rompe redes le tomó 34 partidos, pero Bradley Wright-Phillips tendrá su nombre en los libros de records de la MLS. El delantero de los Red Bulls de Nueva York anotó dos goles en la victoria por 2-0 en Kansas City para cerrar la temporada regular, dándole el 2014 Botín de Oro y empatando el récord de goles en una temporada de liga.

BWP  ha tenido sus buenas, sus regulares, sus malas tardes esta temporada pero logró violar las redes contrarias 27 veces. Es indudable que esta cifra lo pone como legitimo candidato para lograr los votos necesarios y alzarse con el trofeo al jugador más valioso de la MLS pero no todos piensan así, por lo menos los que pueden votar y se fijan en otros factores.

Hay que destacar que el atacante de los Red Bulls siempre luchó  por las metas y sobre todo  las últimas semanas cuando se le perdió el arco. Bradley Wright-Phillips juego con su propia ansiedad, se perdió goles increíbles ya cantados por la tribuna, se lesionó y se perdió partidos importantes pero   a través de su empuje igualó la marca de goles de todos los tiempos de la liga, establecido por Roy Lassiter en 1996 y luego igualado por Chris Wondolowski en 2012.

La desarmarte humildad de  Wright-Phillips se vio reflejada cuando le dijo a ESPN2 después del partido que “el al no conseguir la meta de 28 goles  se dijo a si mismo que esa tarea le quedaría pendiente por terminar la próxima temporada”.

La realidad será dolorosa si los Red Bulls no superan la pelea a un asalto con Sporting KC. La gente, fanáticos y hasta la prensa nos olvidaremos de los goles de BWP y de su candidatura para MVP. Los toros deben de ganar y por lo menos alcanzar la final para que este delantero ingles logre lo que todos deseamos: el trofeo MVP.

Las estadísticas no juegan pero es un  hecho de que los Red Bulls no han ganado un juego de postemporada en casa desde que el Red Bull Arena fue  inaugurado en 2010.