Conéctate con nosotros

Más Deportes

#Opinión | El Miami Open cambia la belleza de Key Biscayne por la innovación de Hard Rock Stadium

Jose Armando

Publicado

el

El ‘Grand Slam de las Américas’ se disputará en Hard Rock Stadium desde el 2019.

Deporte Total USA | Diciembre 23 | José Armando

Son varios los años en los que hemos tenido la responsabilidad de cubrir el Miami Open para todos ustedes en Deporte Total USA. La conversación sobre las mejoras a las instalaciones tomó fuerza en los últimos tres años, los fanáticos llegaban con grandes expectativas al torneo pero con el temor de que quizás esa iba a ser su última vez viendo encuentros del Miami Open. Y es que este torneo no solo es una ventana al deporte para los miles en el sur de la Florida pero también para miles de turistas que disfrutan de dos semanas llenas de playa, los mejores restaurantes de la zona, sol y mucho tenis.

Imagen del interior de Hard Rock Stadium en lo que sería la ceremonia de premiación.

Son dos semanas de mucho trabajo y para los que estamos en el torneo cubriendo cada uno de los encuentros y al pendiente de las noticias de última hora, queda poco tiempo para ver las comodidades de los aficionados, algo que venía como un agregado en los planes de renovación que fracasaron una y otra vez a lo largo de los años. La idea principal siempre fue mantener a los jugadores contentos, Rafael Nadal fue uno de los jugadores que dejó en evidencia las necesidades del torneo y otros lo compararon con su más cercano en ‘rival’ en Indian Wells y Miami no quedó muy bien parado.

Sus organizadores nunca negaron la necesidad de renovaciones y lucharon por ellas sin conseguirlas. En específico para la edición del año 2017, hubieron mejoras que fueron reconocidas por los protagonistas y que nos hicieron pensar que todo iba mejorando. Los medios de comunicación no tenemos acceso a todas y cada una de las áreas que los jugadores tanto piden sean renovadas, pero si hemos podido ver como varios jugadores tienen que utilizar los pasillos de la cancha central para hacer trabajos de calentamiento a las afueras de un gimnasio que ya tiene sus años.

La capacidad de la cancha central será reducida a 13,800 espectadores.

Con todos los problemas que pueda tener Crandon Park, hay algo que jamás perderá, la experiencia. Y esto es algo que los organizadores deberán luchar horas extra para tratar de igualar en Hard Rock Stadium. Ir al Miami Open tiene como obligación una de las mejores vistas de la ciudad, una de las cayos más exclusivos en la región y una historia que habla por si sola. Todos los que alguna vez pusimos un pie en Crandon Park tenemos una historia para contar. Es un torneo especial por su sabor latino y porque los aficionados lo identifican como un templo del tenis, algo difícil de encontrar en Estados Unidos.

Hard Rock Stadium viene de una renovación de más de $500 millones de dólares y está de más decir que traerá más y mejores canchas y que la final se disputará en un estadio con comodidades de primera línea. La casa de los Miami Dolphins está en lista para convertirse en una de las sedes del campeonato mundial de fútbol en el 2026 en caso de que Estados Unidos sea la sede. Una cosa queda claro, Miami Gardens no es Key Biscayne. El reto principal será mantener interesados a un grupo exigente de aficionados en un innovador complejo que será temporal en gran parte del estacionamiento de Hard Rock Stadium.

Ademas, viene la parte deportiva. ¿Qué tan satisfechos van a estar los jugadores con la superficie? Así como varios se quejaron de las pocas renovaciones de Crandon Park, lo mismo puede suceder con la calidad de las canchas y hasta con exponer el deporte en un estadio de fútbol americano. Esto último no es algo común en el tenis, los grandes torneos tienen estadios diseñados específicamente para el tenis. El 2019 será una primera experiencia para todos pero no permitirá muchas libertades para errores de los organizadores, todo debe estar por encima de lo que hemos visto en tantos años de historia en Crandon Park.

Para Miami, esto significa un triunfo. Y aunque muchos de los aficionados ven con nostalgia el 2018 como el último año en Crandon Park, la realidad es que el torneo estuvo cerca de marcharse, y ese si hubiese sido un golpe durísimo para la ciudad. Por lo tanto, el hecho de mantener el torneo en la ciudad debe superar las dudas que deja el cambió de locación y la confianza debe estar puesta en un grupo de organizadores que si bien es cierto no logró las mejores en Crandon Park, siempre estuvo consiente de que aficionados, jugadores, medios de comunicación y patrocinadores merecían una mejor experiencia.

Foto: Andrea Yanez para Deporte Total USA

Leer más
Publicar comentario

Deja un comentario

La reproducción de este contenido sin autorización previa está prohibida.