Conéctate con nosotros

#MLS

OPINIÓN: El renovado Houston Dynamo puede ser animador en la temporada 2021 de la MLS

Publicado

el

El elenco naranja inicia una nueva campaña fresco y listo para dar la sorpresa. ¿En serio?

Aquí vamos de nuevo…

Como esbozo de reportero y aficionado al Houston Dynamo de tiempo completo, me veo en la obligación y necesidad de mantenerme optimista de cara a la temporada número 26 de la sacrosanta Major League Soccer de nuestro país. El club naranja dará el pistoletazo inicial cuando enfrente a los San José Earthquakes de Matías Almeyda en casa al filo de las 8 PM ET este viernes 16 de abril de 2021.

¿Pero realmente es obligación, necesidad? Es decir, el cuadro espacial tuvo una pretemporada redonda, exceptuando la derrota en el clásico de Tejas frente al FC Dallas (0-3) obtuvo cinco victorias donde Fafa Picault y Maxi Urruti se consagraron como goleadores. Ante cuadros menores y ante el “benjamín” de la liga, el Austin FC, pero para eso son las pretemporadas: ganar tiempo, estirar las piernas y encontrar el ritmo. Encontrar los goles. Y se habla muy poco de eso.

Por una parte, la incorporación de Urruti, Picault, Tim Parker quien tiene todos los números de ser el líder de esta plantilla, Mateo Bajamich, Tyler Pasher que ha sido la sorpresa de primavera, entre otros han colaborado a darle ese amplio fondo de armario de calidad que se deseaba para el equipo. Así mismo, dejar ir elementos que quizás no estaban a nivel de la MLS como Ronaldo Peña, Michael Salazar y Wilfred Zahibo, y jugadores que no estaban al nivel de su relevancia inicial, como Tomás Martínez y Kiki Struna le da oportunidad a la cada vez más destacada academia del Houston Dynamo, de enviar elementos tremendamente prometedores a tener minutos de primer equipo. Juan Castilla, Danny Rios, Hans Leza, Kieran Sargeant y quizás la sorpresa en Jathan Juarez, quien tuvo minutos alternando como interior y como carrilero.

Por otra, los zorros naranjas empiezan otra temporada más dejando de utilizar sus plazas de jugador designado (DP). Carlos Darwin Quintero es el único que ostenta esa ficha, sin embargo, se ha incorporado paulatinamente a la dinámica del equipo debido a problemas físicos, para lo cual el entrenador Tab Ramos considera usarlo dosificando sus minutos. Preocupante, ¿no? Sumado al vacío de goles que dejaron Mauro Manotas y Alberth Elis, se esperaba que el cuadro espacial finalmente saliera a mercado. Montreal CF y Colorado Rapids, equipos de la misma “calaña” que Houston presentan similares características. Sea ya por carácter cultural, económico, o la rumorada exploración pasiva por parte de Gabriel Brener para finalmente vender sus acciones en el club, han detenido una vez más una inversión, quizás no faraónica, pero si considerable para reforzarse. Pero, ¿realmente se necesitan DP’s para ganar, ser competitivo, jugar bien en nuestra primera división?

Si algo ha mejorado de una temporada a la siguiente, es confeccionar una plantilla al estilo que Tab Ramos desea. Sin ánimos de confundir, es sencillo: presión alta, mover dinámicamente el balón ahogando al rival. Semejante tarea se consigue con jugadores de alto rendimiento y velocidad aceptable, pero el factor cancha (y no lo digo por nuestra afición que quizás no llega a llenar el estadio, sino) por el calor ahogante que comienza a sentirse en el “Bayou” va a ser crucial durante la temporada. Es primario y esencial obtener la gran mayoría de puntos en casa. Es totalmente posible para este equipo. Pero ¿y de visita? Nuevamente la planeación de Tab Ramos (y ¿probablemente Matt Jordan?) entra en boga, con jugadores de vasta experiencia en nuestra liga, algunos tomando la oportunidad de brillar en un ambiente falto de liderazgo, ilusión y disciplina táctica que pueden darle ese plus colectivo y competitivo al Dynamo, que, en perspectiva, como siempre he mencionado, con muy poco termina entrando hasta finales de Conferencia.

Traer uno, varios DPs es sinónimo de éxitos, quizás financiero, quizás deportivo, quizás formativo, quizás académico incluso, pero es un fenómeno que no garantiza la consecución perseguida en ninguna de esas áreas. Inter Miami sufrió de ello de forma inmediata, LA Galaxy lo está intentando con el año 2 de “Chicharito” y es que por más que la MLS sea singular, como en todas las ligas del mundo, siempre tendrá mayor valor saber navegar en la competición. ¿Resultadismo? Probablemente, pero es la dinámica a la que Ramos y su equipo se quieren aferrar. Un conjunto que sepa ir partido a partido, sacar cada punto de cada estadio, saber cuándo apretar y cuando probar. Un grupo fuerte, tácticamente disciplinado y lo más unido posible, “sazonado” con juveniles que se están aburriendo de ganar copas con la Academia y quizás ese poco de calor (y qué calor el que hace en Houston en verano) además de suerte, levanten a este equipo donde merece permanecer, en la realeza de la Major League Soccer. Digan lo que digan los “haters”, aunque la prensa asociada le ningunee año sí y año también.

Ciertamente fue decepcionante la imagen frente a FC Dallas el sábado pasado, pero por eso decidí escribir esta nota días después de la derrota, para entender qué pasó. En ese partido se exploró continuar el experimento de Sam Junqua como central, Derrick Johnson en una posición en la que tenía varias temporadas sin jugar y darle más minutos a Corona para entenderse con Vera. Sin embargo, contrario a los nombres, es posible que no sea este el conjunto titular para el debut, sino veamos a Cerén, a Valentín en la central (gracias a la epidemia que nos ha quitado a los jugadores en posición) y Bizama buscando una nueva oportunidad de brillar. O Boniek, al que solo le falta jugar de portero en el club. No sería extraño volver a ver a José Guillermo Rodríguez en el interior. Me queda claro que Pasher, Urruti y Picault van a jugar sí o sí y van a generar la cantidad correcta de goles para exprimir esos puntos definitorios que nos lleven a pelear por los títulos.

Ramos tiene que ver esta oportunidad con el vaso medio lleno: puede asentarse como un entrenador estrella en nuestra liga, puede asegurar su continuidad y su mandato de llegar nuevos dueños con una cartera más amplia y un proyecto serio o sencillamente, ser libre de elegir un mejor destino. Con el permiso de su merced, debo opinar rápidamente que, si Houston no aprovecha a Ramos, «el corazón siempre vuelve con el ser amado» y el entrenador seguro estaría en la terna para un futuro trabajo en NY Red Bulls. ¿Te digo más? No sería raro verlo seguir el mismo camino de Jesse March. El Dynamo tiene que ver esta oportunidad con el vaso medio lleno: esta plantilla no tiene nada que perder y tiene hasta tres copas que puede ganar, dar la sorpresa. La afición seguirá los resultados, por más que 105 grados Fahrenheit sea lo que haya que soportar viendo al naranja vencer.

¿Obligación de ser optimista? Para nada, con mucho gusto. ¿Necesidad? Siempre. Las Vegas tiene al Dynamo en último para ganar la MLS Cup, con un retorno de +20000. Y nadie está diciendo que sea contendiente para la copa a día de hoy, Columbus Crew, LAFC y Atlanta United tienen muchos más argumentos… Lo que es innegable es que nos vamos a divertir. ¿En serio? En serio.

Aquí vamos de nuevo…

Y a tí, estimado lector, ¿te parece que Houston puede ser protagonista en la MLS? ¿Quién tomará el lugar de Manotas y Elís en el equipo? ¿En qué lugar terminará el Dynamo esta temporada? ¡No tengas pena! Sigue la conversación a través de las redes sociales de @deportetotalusa.

Leer más
Publicar comentario

Deja un comentario

La reproducción de este contenido sin autorización previa está prohibida.