Djokovic sigue agrandando su leyenda y ganó su décimo Abierto de Australia

El serbio se impuso en 3 sets al griego Tsitsipas y alcanzó a Nadal en cantidad de majors ganados: 22 en total. 

Novak Djokovic lo hizo: se impuso nuevamente en una final de Grand Slam al griego Stefanos Tsitsipas en el Aiberto de Australia y así se quedó con el primer “major” del año. Pero no sólo eso, sino que siguió agigantando su leyenda: nunca perdió una final en Melbourne y llegó a los 10 títulos en tierras oceánicas.

El serbio (4) se impuso al griego (3) en la final del Abierto de Australia por 6-3, 7-6 (4) y 7-6 (5) en dos horas y 55 minutos de juego. De paso, igualó al español Rafael Nadal con 22 títulos del Grand Slam.

Con la victoria, el balcánico logró un condimento extra: volverá desde este lunes a la primera posición mundial del ranking ATP, al desplazar al también español Carlos Alcaraz.

Sumó su décimo Abierto de Australia, competición que el año pasado no disputó después de que el gobierno australiano le cancelara la visa al no estar vacunado contra el coronavirus, en lo que significó en su momento una gran polémica.

Fue su vigésima octava victoria consecutiva en el major oceánico y se alejó del estadounidense Andre Agassi que contaba con una marca de 26 triunfos seguidos.

También igualó en la tercera posición a Nadal y la alemana Steffi Graff en la clasificación general de personas con más títulos del Grand Slam, una lista liderada por la australiana Margaret Court con 24, y seguida por la estadounidense Serena Wiliams con 23.

Así fue el partido

Tsitsipas tardó en encontrar el ritmo, mientras que Djokovic utilizó su experiencia para sacar adelante el partido con la solidez que muestra habitualmente en Melbourne.

El servicio del griego no fue tan contundente como el del serbio, que no concedió ninguna posibilidad de quiebre y se apuntó una de las tres que tuvo a su favor, para cerrar el primer set por 6-3.

En el segundo set, celebró con furia el griego por primera vez en el encuentro (otro clásico también), después de mantener un complicado juego para establecer el 3 a 2 a su favor.

El vigente campeón de Adelaida elevó el nivel en el momento adecuado, después de salvar un set-point con el 4-5, así como para cerrar ese mismo juego, con dos largos intercambios que lo mantuvieron vivo. El segundo parcial se decidió en el tie-break que arrancó con una gran defensa de Djokovic.

La entereza del serbio prevaleció ante un Tsitsipas que cometió dos errores no forzados y uno forzado, para cerrar en favor del hasta ese momento 9 veces campeón.

El partido parecía liquidado, sobre todo después de que al 0-2 se sumara el enojo de Tsitsipas molesto con una decisión arbitral, pero el griego sorprendió con un quiebre en el primer game del tercer set. Pero el serbio respondió pagando con la misma moneda, tras conseguir el que fue su segundo quiebre del partido.

Ambos tenistas concentraron sus esfuerzos en el saque, el serbio no se dejó intimidar por el joven de 24 años y del mismo modo que ocurrió en el tie-break del segundo, la veteranía de Djokovic se sobrepuso a un Tsitsipas que concedió imperdonables errores no forzados que se tradujeron en un contundente 4-0. No desistió Tsitsipas, que no quería poner fin a una convincente gira en Australia, y acortó para dejar el partido en 6-5.

El Rod Laver, que rozó el lleno, guardó un silencio sepulcral para presenciar a su gran campeón, Novak Djokovic, cerrar su décimo Abierto de Australia tras abrir la cancha con una angulada derecha cruzada que provocó el fallo de su rival.

El camino del campeón

En su camino al título, el serbio se impuso al español Roberto Carballés, el francés Enzo Couacaud, el búlgaro Grigor Dimitrov (27), el australiano Alex De Miñaur (22), el ruso Andrey Rublev (5) y el estadounidense Tommy Paul. Así, suma un impresionante récord de 89-8 en el Australian Open.

TITULARES
Categorías

Suscríbete a nuestro Newsletter

Purus ut praesent facilisi dictumst sollicitudin cubilia ridiculus.