Los Kansas City Chiefs son bicampeones de la NFL

Cortesía: NFL

Con un marcador de 25-22 los Kansas City Chiefs derrotaron a los San Francisco 49ers en el Super Bowl SVLIII.

Una semana llena de actividades en Las Vegas fue el anticipo perfecto para el Super Bowl 58. Los San Francisco 49ers llegaban como favoritos frente a los Kansas City Chiefs de Patrick Mahomes.

Ambos equipos iniciaron fuertes en defensa pero fueron los 49ers los que pegaron primero. Lo hicieron con un gol de campo de 55 yardas que marcó un nuevo récord en Super Bowls, Jake Moody puso el 3-0. Con 4:23 por jugar en la primera mitad, Christian McCaffrey recibió pase de Jauan Jennings -evidentemente en una jugada sorpresa- y 21 yardas después anotó el primer touchdown de la noche.

Antes del final de la primera mitad, Kansas City logró un gol de campo que más que acercarlos en el marcador, les brindaba un aire de esperanza en una primera mitad que no estuvo a la altura. Harrison Butker conectó de 28 yardas.

El inicio de la segunda parte fue todo para los Chiefs. El récord de Moody de la primera parte duró muy poco ya que Harrison conectó con un gol de campo de 57 yardas en el tercer cuarto. Luego vino el primer touchdown de los Chiefs luego de un pase de 16 yardas de Mahomes para Valdes-Scatling. Y con eso, Kansas City estaba arriba por 13-10.

La respuesta de San Francisco fue casi inmediata. Jennings completó una combinación extraña al lanzar para un touchdown en la primera parte y en el complemento una recepción con el mismo resultado. Sin embargo, los 49ers fallaron en el punto extra.

La consecuencia fue el tercer gol de campo de Butker y con eso llegamos a un empate, 16-16. El Super Bowl se iba a decidir en los últimos cinco minutos y 45 segundos. Moody -en un duelo de pateadores- le dio la ventaja nuevamente a San Francisco.

Con 1:53 en el reloj, todo quedaba en manos de Patrick Mahomes. No pudo conseguir el touchdown pero si el gol de campo que llevó el partido a tiempo extra. Purdy tuvo una nueva oportunidad de definir en el agregado pero no pudo conseguir más que otro gol de campo y dejó todo en manos de su defensa.

El reto era detener a Mahomes. No pudieron. Mahomes completó una secuencia espectacular en ataque con muchas dificultades incluido un cuarto intento para culminar con un pase de tres yardas para Mecole Hardman. Los Kansas City Chiefs son bicampeones de la NFL.

TITULARES
Categorías

Suscríbete a nuestro Newsletter

Purus ut praesent facilisi dictumst sollicitudin cubilia ridiculus.