Luis Suárez no considera a la MLS un obstáculo para estar en la Copa América

Luis Suárez dio detalles sobre la raíz de su lesión en la rodilla y el tratamiento al que debe ser sometido para poder jugar profesionalmente.

Luis Suárez está cercano a escribir el último capítulo de su historia en Gremio y la principal razón por la que no continúa es precisamente su condición física. En entrevista para Radio 890 en Uruguay dejó claro que prefiere irse hoy dejando un buen recuerdo que extender su relación contractual y cerrar en una situación incómoda.

Entonces, entra Inter Miami dentro de las posibilidades del delantero uruguayo. Jugar de vuelta con Lionel Messi y bajar la intensidad en un ambiente mucho más relajado y de menos presión sería el paso más adecuado. Suárez se refirió a Inter Miami en la entrevista y consideró que no debe ser considerado un obstáculo para estar en la Copa América, si se decide por ir a la MLS.

Durante la entrevista, Suárez dio detalles del día a día en Gremio, incluida su lesión en la rodilla. La lesión viene luego de un procedimiento que en su proceso de recuperación no tuvo la atención adecuada debido a la pandemia.

“Se me tranca y llega un limite en el que no la puedo doblar. Me tomo el día antes tres pastillas de noche y una al otro día, antes del partido me pincho un Voltaren y así es como aguanto. Si no tomo todos esos medicamentos no puedo jugar. Estar todo el tiempo así es difícil”, dijo Suárez.

Suárez también se refirió a los aspectos fuera del terreno de juego que se ven impactados por esta lesión. Su salida de Brasil significa una nueva mudanza y eso es trabajo para su esposa y otra despedida para sus hijos quienes ya han hecho amigos en la escuela. Inicialmente, se van a Uruguay adonde van a pasar las fiestas.

Aunque la lesión es manejable con dos horas diarias de trabajo y otro tipo de cuidados, el cuerpo médico de Luis Suárez indica que puede seguir jugando. Su familia, especialmente su esposa, lo apoyan pero también lo invitan a tener los cuidados necesarios para que pueda seguir su vida después del fútbol sin mayores consecuencias.

“Ahora está todo bien con la artrosis y la podes soportar pero no puede ser que en cinco años no pueda ir al pádel o al fútbol cinco, tenés que pensar todo eso. No es bueno para la columna ni para los tobillos, son muchas cosas que hay que ver”, finalizó Suárez.

TITULARES
Categorías

Suscríbete a nuestro Newsletter

Purus ut praesent facilisi dictumst sollicitudin cubilia ridiculus.