Miami Dolphins: la espera por un título divisional se extiende

Los Miami Dolphins perdieron por 21-14 frente a los Buffalo Bills en la derrota para dolorosa y decepcionante de la temporada para los delfines.

Los Miami Dolphins recibieron la visita de los Buffalo Bills en un partido de vital importancia de cara a los playoffs en la temporada 2023-24. Ambos equipos llegaban clasificados, lo que estaba en juego era el título divisional y la ventaja de localía en la postemporada. Los Dolphins no lograban un título divisional desde el 2008.

El partido inició con un par de intercepciones. Primero Tua Tagovailoa y luego Josh Allen. Ninguno de los dos equipos pudo capitalizar en los errores. Una segunda intercepción -en un cuarto intento- de Allen cerró el primer cuarto.

Miami rompió el empate temprano en el segundo cuarto con un acarreo de 25 yardas del novato De’Von Achane. Los locales estaban lejos de jugar un partido perfecto en el juego aéreo pero Jeff Wilson y el anteriormente mencionado Achane, estaban cargando con el peso de la ofensiva.

La respuesta de Buffalo llegó y rápido. Allen conectó con Trent Sherfield en un pase de seis yardas que tuvo un desvío en Andrew Van Ginkel. Una jugada poco común con una alta cuota de suerte y concentración por parte del receptor que dicho sea de paso, fue jugador de los Miami Dolphins la temporada pasada.

Antes del cierre de la primera mitad, Miami retomó la ventaja luego de un pase de tres yardas de Tagovailoa para Tyreek Hill. Era el primer touchdown para el receptor desde el 3 de diciembre, tenía una racha de tres partidos sin anotación.

El tercer cuarto tuvo como momento cumbre una espectacular jugada defensiva de Christian Wilkins quien le sacó el ovoide de las manos a Josh Allen cuando la visita estaba en zona de anotación. Miami no pudo extender la ventaja pero la mantuvo y en un partido en el que hasta el empate servía era algo positivo.

 

Deonty Harty regresó a los Bills al partido regresando una patada de 96 yardas y de esa forma empató el partido a 14 por lado. Aprovechando el buen momento y con 7:16 en el reloj, Dawson Knox anotó el touchdown que le dio la primera ventaja en el cotejo a los Bills. Luego fue un tema de consumir el reloj para Buffalo, le dejaron 1:53 en el reloj a Tua y compañía.

Y como tantas veces en su carrera, Tua Tagovailoa lanzó una intercepción cuando más lo necesitó su equipo. Buffalo se queda con la división mientras que Miami será el sexto clasificado en los playoffs y enfrentará el próximo sábado a los Kansas City Chiefs en la primera ronda de los playoffs.

TITULARES
Categorías

Suscríbete a nuestro Newsletter

Purus ut praesent facilisi dictumst sollicitudin cubilia ridiculus.