Christian Ramírez y una dedicatoria muy especial

Cucho Hernández, Diego Rossi y Christian Ramírez. Foto: Cortesía Columbus Crew.

Columbus Crew campeón de la Conferencia Este de la MLS: Christian Ramírez festejó su gol, el del triunfo, con una dedicatoria muy especial para su hijo recién nacido, Kash. 

La semana pasada el delantero del Columbus Crew, Christian Ramírez, estaba por ser papá nuevamente.

Celebrando la victoria en Orlando City SC había dicho que lo llevaran a casa.

¿Por qué? sabía que su esposa podría ponerse de parto de su tercer hijo en cualquier momento.

Ahora, la saludable llegada el lunes del recién nacido arribó con un título “bajo el brazo”.

The Crew se alzó con el trofeo de la Conferencia Este de la MLS al vencer como visitante por 3 a 2 a FC Cincinnati.

Christian Ramírez, padre de tres hijos, pudo celebrar con un poco más de tranquilidad y dedicó su gol, el de la victoria.

“Mira mi brazalete del hospital. Eso fue un amuleto de buena suerte”.

Esto dijo Ramírez después del partido, mostrando la pulsera de plástico que no ha abandonado su cuerpo esta semana.

Ya no hubo bromas sino que fue todo felicidad.

Cucho Hernández, Diego Rossi y Christian Ramírez. Y la copa. Foto: Cortesía Columbus Crew.

Por su familia

Ese por 3-2 en tiempo extra para Columbus ante Cincy ya está la historia de la MLS.

Un derbi de Ohio (“Hell is real”) con emociones cambiantes en medio de los riesgos más altos imaginables.

Para el experimentado de 32 años fue el amor y el apoyo de su familia, lo que impulsó su desempeño decisivo.

“Tenía muchas ganas de que mi mamá viniera porque este juego fue básicamente el más importante de mi carrera”.

“Y ella sacrificó mucho por mí”, dijo Ramírez después del partido.

“Ella se quedó en casa para ayudar a mi esposa con los niños, así como a la mamá de mi esposa”

“Simplemente dijo ‘llega a la próxima semana y todos estaremos allí’”, afirmó el delantero.

Campeón de la Conferencia Este. Foto: Cortesía Columbus Crew.

Había que meter el primero

Con The Crew perdiendo 2-0 cuando Ramírez ingresó al partido, “llegar a la próxima semana” parecía descabellado.

Pero al estudiar el partido desde el banco, el goleador decisivo sabía que sus oportunidades llegarían.

“Pensé que si podemos conseguir uno, conseguiríamos el segundo”, dijo Ramírez.

“Sentimos que estaban cansados. Nos sentimos bien físicamente en comparación con ellos”.

“Ese momento en el que entra ese segundo creo que simplemente los desinfló. Lo sentimos”, destacó.

“Es casi como dicen cuando sientes algo de sangre en el agua”.

“Merecido”

“Se lo merece todo”, dijo el entrenador en jefe Wilfried Nancy sobre la increíble carrera de una semana de Ramírez.

Esta incluyó dos goles para victorias en los playoffs, en semis ante Orlando y en la final de la Conferencia Este ante Cincy.

También el nacimiento de un nuevo hijo.

“Porque es realmente una buena persona y tácticamente me gusta jugar con él porque puede tener mucha flexibilidad”.

“Todo es cuestión de perfil, y para este juego necesitábamos este tipo de perfil”, destacó Nancy. “Así que funcionó”.

Nancy y su cuerpo técnico con la copa. Foto: Cortesía Columbus Crew.

Una semana más de la pulsera

Ahora Ramírez puede disfrutar los frutos de su trabajo con su primera final de Copa MLS el 9 de diciembre contra LAFC.

¿Y la pulsera del hospital? No irá a ninguna parte.

“Una semana más”, dijo Ramírez, agitando una vez más el brazo en el aire.

“No hay mejor juego que la Copa MLS para que el pequeño Kash asista a su primer partido”.

Video resumen de la MLS

Cómo sigue

La final de la MLS se disputará el 9 de diciembre en el Lower.com Field de Columbus Crew.

Será allí porque Columbus sacó más puntos que LAFC en la temporada regular: 57 contra 52.

TITULARES
Categorías

Suscríbete a nuestro Newsletter

Purus ut praesent facilisi dictumst sollicitudin cubilia ridiculus.